INFERTILIDAD FEMENINA

Se conoce como concepto de infertilidad a la incapacidad de concebir embarazo tras un año continuo de relaciones sexuales sin protección. 

En los centros de medicina reproductiva un porcentaje importante de las parejas que acuden a tratamiento tienen como origen de su infertilidad no una sola causa, sino múltiples. Por lo tanto el estudio de la mujer infértil debe ahondar en cada uno de los factores que influyen en el logro de embarazo, para así poder detectar las causas y poder tratarlas oportunamente. Solo de esta manera podemos incrementar el éxito en los tratamientos de reproducción asistida. 

En la mujer existen 7 factores que influyen de manera directa o indirecta en el logro de embarazo, estos factores son: hormonal, anatómico, infeccioso, metabólico, tubo-peritoneal, inmunológico y hematológico. El estudio de estos factores requiere de exámenes específicos, y la idea es que cuando la mujer acuda al centro, se le incluya dentro de un protocolo diagnóstico, que al final va a dar con la causa de su infertilidad. 

Las pruebas a realizar para el estudio de cada uno de los factores son las siguientes:

- Factor Hormonal: se hace la determinación de las hormonas que intervienen en el ciclo menstrual en etapa basal del ciclo. Por este motivo el 2do o 3er día de la regla se hace determinación en sangre de Hormona Folículo Estimulante (FSH), Hormona Luteinizante (LH), Estradiol, Prolactina, Testosterona Total y Libre, y en pacientes que tengan tendencia al Hiperandrogenismo, Oligomenorrea o portadoras de Síndrome de Ovario Poliquistico también se les determina DHEA-S, 17BHidroxiprogesterona, Androstenediona y SHBG. Se hace también determinación de las hormonas tiroideas que se relacionan también con ciertos eventos reproductivos. Estas son Hormona Estimulante del Tiroides (TSH), T3 Libre y T4 libre. La Hormona Antimulleriana es otro marcador importante a estudiar, ya que es un reflejo directo de la Reserva Ovárica, que nos es más que el inventario de Ovocitos Primarios con los que cuenta la mujer para generar óvulos maduros susceptibles a ser fecundados y a generar embriones viables capaces de desarrollarse adecuadamente.

- Factor Anatómico: se realiza la ecografía transvaginal durante los primeros días del ciclo menstrual con el objetivo de corroborar las características anatómicas de los órganos pélvicos, principalmente el útero y los ovarios, para así descartar patologías tales como: Malformaciones Mullerianas, Miomatosis Uterina, Adenomiosis, Poliposis Endometrial y Tumoraciones quísticas o solidas de Ovario. Cuando se hace necesario el estudio endoscópico de la cavidad uterina se realiza la Histeroscopia que nos permite a través de la distención de la cavidad su visualización directa, ya que el Histeroscopio va conectado a una cámara que permite la visualización interna de la cavidad en un monitor de video.

- Factor Infeccioso: Se realiza la citología cervico-vaginal para hacer diagnóstico de vaginosis, y se realiza Multiplex de Fertilidad, que no es más que un examen que determina a través de una técnica de Biología Molecular de Reacción de Cadena de Polimerasa en Tiempo Real la presencia del ADN de Bacterias de interés en la esfera Ginecológica tales como la Chlamydia, Mycoplasma y Ureaplasma. 

- Factor Metabólico: para el diagnóstico del estado metabólico se indaga en exámenes que permiten hacer el diagnostico de Síndrome Metabólico, entidad clínica relacionada con aborto y fallas de implantación. Los exámenes a realizar son Curva de Tolerancia Glucosada y Curva de Insulina con carga de 75 gr, Hemoglobina Glicosilada y Perfil Lipídico.

- Factor Tuboperitoneal: se realiza la Histerosalpingografia que es un examen radiológico durante la Fase Preovulatoria del ciclo, posterior al cese de la menstruación. Este estudio permite determinar el estado de las trompas y principalmente la permeabilidad tubárica. 

- Factor Inmunológico: se realizan exámenes de sangre dirigidos a diagnosticar condición de autoinmunidad que afecten el proceso de implantación embrionaria y evolución del embarazo. 

- Factor Hematológico: se evalúa mediante la determinación de Trombofilias Primarias, condición genética que condiciona a la mujer a padecer en la esfera reproductiva fallos de implantación y perdida fetal recurrente.